jueves, 7 de mayo de 2009

Veinte años de juego portátil

El Game Boy de Nintendo cumple dos décadas y aún sigue vigente; si bien no fue el primero en su tipo sí fue el más popular con más de 118 millones de equipos vendidos; salió al mercado de la mano del Tetris

Jugar con una consola portátil que demanda cuatro pilas AA y que tiene una pantalla monocromática que no ofrece la posibilidad de ver los gráficos en una habitación a oscuras no parece una oferta demasiado seductora. Sin embargo, así era el equipo más popular de Nintendo hace 20 años, cuando lanzó al mercado japonés el Game Boy.

En 1989 existían consolas portátiles que superaban las características técnicas que ofrecía Nintendo, con pantallas de colores que tenían luz de fondo. Sin embargo, la compañía japonesa ofreció el Game Boy con un cartucho de un juego de puzzles que sería determinante en el éxito: el Tetris .

Una muy buena autonomía de las baterías, un costo de casi 100 dólares en la fecha del lanzamiento y títulos populares como Super Mario Land o Prince of Persia hizo que la consola fuera la predilecta del público a pesar de la pantalla monocromática.

Simple en sus controles, el primer modelo de
Game Boy contaba con las teclas de direcciones y cuatro botones, denominados A, B, SELECT y START. A su vez, contaba con un pequeño pero potente parlante, una salida para auriculares y un ajuste del contraste de la pantalla. Según la intensidad de un led rojo se podía determinar la carga de las pilas.

A lo largo de estas dos décadas, la linea Game Boy evolucionó en diseño y tecnología. De forma gradual incorporó una pantalla color, fondo luminoso y mejoras en la parte técnica.
Sin incluir la versión Advance, Nintendo vendió
118.69 millones de unidades en todo el mundo. A pesar de la irrupción de la Nintendo DS y de los servicios que ofrece la consola PSP de Sony, las dos décadas de Game Boy la encuentran con buena salud.