miércoles, 4 de agosto de 2010

La biodiversidad del Mediterráneo es la más amenazada del planeta

La biodiversidad del mar Mediterráneo está "fuertemente amenazada" por la sobreexplotación, la pérdida de hábitats, la contaminación, la llegada de especies invasoras y el aumento de las temperaturas debido al cambio climático, según se desprende de un estudio realizado por científicos del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Según aseguran "probablemente estas amenazas crecerán en un futuro, especialmente las asociadas al cambio climático y la degradación de hábitat".

El trabajo, que se publica en la revista
Plos One, forma parte del proyecto Censo de Vida Marina, constituido por una red global de investigadores que persigue caracterizar la biodiversidad de los océanos, así como su distribución y abundancia, con 25 zonas de estudio. Los investigadores del Censo han elaborado una tabla en la que se asignan diferentes puntuaciones según el grado de amenaza: el Mediterráneo resulta ser el ecosistema más amenazado, seguido de cerca por el Golfo de México y la plataforma continental de China.

El Mediterráneo
es, además, la región con mayor número de especies invasoras, 637, aproximadamente un 4% de todas las que habitan la zona. La siguiente en la lista, la zona europea del Océano Atlántico, tiene 245. Los investigadores piensan que la mayoría de estas especies proceden del Mar Rojo y entraron al Mediterráneo a través del canal de Suez. El trabajo también pone de manifiesto que el Mediterráneo es uno de los mares con mas diversidad marina del planeta. De hecho, es el cuarto en la lista tras las aguas australianas, japonesas y chinas y cuenta con unas 17.000 especies marinas descritas hasta la fecha. Asimismo, tiene zonas de elevada concentración de especies con importancia ecológica, como el estrecho de Gibraltar, el Mar de Alborán, el mediterráneo español y la zona africana asociada, y el norte de los mares Adriático y Egeo. Estas regiones muestran también una alta concentración de especies en peligro.

Fuente

1 comentarios:

Lola dijo...

Y lo más triste, encontrarnos personas que piensan que la biodiversidad no es necesaria para el mantenimiento del planeta. Sorprendente pero cierto. Un saludo