sábado, 21 de agosto de 2010

Solución del Cubo de Rubik en 20 movimientos

Un grupo de investigadores ha concluido que el juego puede solucionarse en 20 movimientos sea cual sea la posición en la que se encuentre. A pesar de que el cubo sólo tiene 27 piezas, de las cuales 6 están fijas, el artilugio cuenta con 43,252,003,274,489,856,000 de posiciones posibles. Sin embargo, gracias al empleo de algoritmos y técnicas informáticas el número de movimientos necesarios para resolver el juego se ha ido reduciendo durante las últimas décadas.

Es la conclusión principal del trabajo de Morley Davidson, John Dethridge, Herbert Kociemba, y Tomas Rokicki, que había dejado en agosto de 2008 el número máximos de movimientos a resolver en 22. Para llegar al "Número de Dios" se han empleado varios ordenadores donados por Google que han realizado un trabajo equivalente a 35 años en un ordenador convencional.

Con esta investigación se da por resuelto el "Algoritmo de Dios", llamado así ya que sólo un un ser todopoderoso podría resolver el cubo con una mínima cantidad de movimientos desde cada posición.

Metodología utilizada
Para descubrir "el número de Dios" los investigadores dividieron el cubo en 2,217,093,120 de series de 19,508,428,800 posiciones en cada una de ellas. Eliminando configuraciones que resultaban matemáticamente equivalentes se redujeron a 55,882,296 el número de posiciones a resolver.
Los investigadores desarrollaron un sistema informático capaz de resolver cada posición del cubo en 20 segundos que aplicaron a las posiciones restantes. Para llegar a la solución final se contó con la ayuda de varios ordenadores donados por Google, que han realizado un trabajo equivalente al que tendría que hacer durante 35 años un PC de sobremesa convencional.
Una lucha de varias décadas.

Durante años se ha tratado de resolver el cubo de Rubik en el menor número de movimientos posibles. En 1981, Morwen Thistlethwaite, profesor de matemáticas de la Universidad de Tennessee, concluyó que el juego podía resolverse en 52 movimientos. Investigaciones posteriores fueron reduciendo el número hasta que en 1995 Michael Reid redujo el número drásticamente a 29.

Una década después de aquella solución, Silviu Radu, del Instituto Tecnológico Lund (Suecia), redujo en dos el número de movimientos. El reto de resolver el cubo en, como máximo, 26 movimientos lo asumieron Dan Kunkle y Gene Cooperman, que en mayo de 2007 parecían dar por terminado el "Algoritmo de Dios".

Sin embargo, un matemático de la Universidad de Stanford (EE.UU) llamado Tomas Rokicki redujo hasta 22 el número de movimientos necesarios para resolver el cubo de la mano junto a John Welborn.

Fuente

1 comentarios:

ciclotimica dijo...

Yo todavía no lo logro resolver :-(