martes, 14 de octubre de 2008

Las chicas se hacen notar como videogamers

Recuerdo hace unos 15 años (o mas) que me instalaba en las maquinitas de los videojuegos todo el día a jugar al Street Fighter, Double Dragon etc. Se veían de vez en cuando una que otra chica jugando al bouble-bouble, al pac-man o al wonder boy.

A diferencia de esa época, si bien ahora las mujeres son catalogadas dentro del segmento de "gamers ocasionales", la industria las mira cada vez con mejores ojos.

En los EEUU, el 38% de los videojugadores son mujeres.

El caso de Gina Sutton:
Gina Sutton apunta y abate con habilidad varios objetivos en serie según van a apareciendo en la pantalla delante de ella.

Sutton, que se describe como una videojugadora, viajó desde su casa en Virginia para celebrar su cumpleaños 16 en la tienda mundial de Nintendo en Nueva York, y no puede entender por qué alguien piensa que los videojuegos son sólo para chicos.

"Es como decir que los niños juegan con personajes de acción y las niñas con muñecas", dijo mientras utilizaba un Wii Zapper en un juego llamado Link's Crossbow Training. "Yo soy la chica que juega con figuras de acción".

Con sus dedos ágiles y llena de entusiasmo, Gina es una de las muchas chicas que cada vez juegan más a los videojuegos en Estados Unidos y en otras partes del mundo y que están atrayendo la atención de los fabricantes de videojuegos, que ven una ampliación del mercado más allá de las demandas masculinas como el juego Grand Theft Auto.

Las niñas y las jóvenes son una "mina de oro" para la industria, dijo George VanHorn, analista senior en estudios de mercado de la empresa IBISWorld. "La industria del juego tiene características de mercado por las que muchos morirían".

Según IBISWorld, el 38% de los jugadores de los EEUU son mujeres, 5% más que hace cinco años.

Los fabricantes de programas han producido una serie de juegos no violentos, fáciles, en un intento por atraer a los denominados jugadores ocasionales, aquellos que no pasan mucho tiempo con la consola. Las mujeres constituyen una parte importante de esa audiencia.

En la tienda mundial de Nintendo en Nueva York este mes, Fátima Gómez, de ocho años, se cambiaba de un juego a otro, buscando que uno rápido y fácil, y nunca se queda mucho tiempo en uno de los ellos.

Le gustan Bratz, las Princesas Disney y Hannah Montana, y no le gustan los juegos de disparos, explicó su padre, Oscar Gómez, que viajó con su familia de vacaciones a la ciudad desde Ciudad de México.

"A ella no le importa si gana o no. Es diferente del chico", dijo, señalando a su hijo. "A ellos les gusta ganar".

Por suerte, existe el Pro Evolution, el Winning, y el Fifa. Eso me demanda varias horas semanales y me despeja la mente. Una buena terapia.

2 comentarios:

Patsy dijo...

quiero ser una chica gammeeeeeeeeer!!

Nott dijo...

¡Estoy orgullosa de serlo! :D ¡A dar caña, chicas!